La trufa como valor económico:

Siguiendo las referencias de Santiago Reyna Domenech,autor de varios libros sobre  Truficultura, nos encontramos que las producciones de trufa en la actualidad tienen dos orígenes claramente diferenciados: de una parte la trufa silvestre, que procede de las áreas naturales y de otra la trufa de plantación. En España es muy difícil evaluar la producción total, debido al oscurantismo que suele rodear al sector y a que la metorología anual provoque que la producción varíe enormemente de año en año. Según la estimación del Grupo Europeo TUBER, en los últimos 20 años la producción de trufa española se ha estabilizado entorno a los 10-25 ™/año, frenándose el declive que hubo durante los años 70 y 80, gracias especialmente a la expansión de las plantaciones.

El precio de la trufa siempre ha presentado una tendencia alcista, teniendo habitualmente una revalorización anual de entorno al 3 y 4%. Estos son los precios medios pagados al truficultor, pudiendo ser los precios al consumidor mucho más variables. El precio del kilo de trufa suele estar entre los 400 Euros y los 1000 Euros. En gran medida depende del tipo de trufa que se vende, el calibre, la redondez, el estado de madurez..


Compartir esta publicación